CIUDAD, Header

La Aventura de Invertir en Doral

María Alecia Izturriaga
Marialecia305@gmail.com

Cuando recordamos al Doral de hace 15 años, lo que más se recuerda son los espacios vacíos, las pocas residencias y negocios. Pero ya entonces habían algunos valientes que apostaron por Doral. Por ejemplo, el centro de educación temprana The Joy of Learning o el Hotel Intercontinental, además de los que aquí comparten su historia con nosotros:

Uno de los negocios que abrió sus puertas antes de que Doral fuera ciudad es Don Pan, una panadería de origen venezolano que ya llevaba algunos años en Miami. Su gerente, Pablo Castillo, comparte con nosotros:

¿Por qué escogieron Doral para abrir su negocio en aquel momento?

Eran una decisión natural para Don Pan quien ya tenía presencia en el área de Sweetwater y en el mismo Doral pero en el formato “express” dentro de una estación de servicio. Básicamente una combinación de ver la aceptación del público hacia la marca junto con el comienzo de la expansión de la ciudad y el comienzo de la diáspora venezolana.

¿Qué recuerda de Doral de esa época?

Menos tráfico… en realidad ¡menos de todo!

Comparar la oferta gastronómica y de servicios de hace 15 años con la de ahora es del cielo a la tierra la diferencia. Inclusive desde la perspectiva de nosotros (Don Pan) en esa época las cadenas de supermercados no habían desarrollado sus “bakeries” y “delis” a como los puedes ver ahora. Son competencia dura y también hay muchas nuevas ofertas gastronómicas pero el mercado ha crecido muchísimo así que pienso que hay para todos.

¿Qué ha cambiado desde entonces?
Se me ocurre nombrarte varias cosas rápidamente sin entrar en honduras: La alcaldía (ciudad) en todos sentidos, obviamente la cantidad de viviendas, el downtown, el midtown y el City Place; todos excelentes proyectos, la iglesia de la Guadalupe que se tardó pero ahí esta, también creo que hay mas sentido de comunidad y también algunas cosas negativas que te las cuento en la próxima entrevista…

Lo mejor de la clientela doralina
¡Que ya esta cautiva!

¿Qué podría mejorar para que funcionen mejor los negocios en Doral?
Es difícil la pregunta. Si pudiese soñar seria que las rentas comerciales no fueran tan caras, eso tiene muy afectado al pequeño comerciante, definitivamente el tráfico quizás sea otro elemento pero ¿quién le pone el cascabel al gato? Y por último también creo que la inexperiencia de parte del comerciante recién llegado puede ser otro factor que esté afectando.

Cuéntenos una anécdota
Te puedo contar que varias veces la policía o la DEA o el FBI, no estoy seguro, ha puesto presa a gente que ha estado consumiendo en el negocio. Al parecer lo utilizaban como punto de encuentro para reunirse. Y mas reciente fue en la época del escrache que reconocieron a un exfuncionario del gobierno venezolano quién estaba desayunando en la tienda un domingo de lo mas tranquilo.. pues se armó la grande y se tuvo que ir… (¡es que tienen valor!)

También abrió en Doral antes de ser ciudad, NMG Consulting, una firma galardonada de comunicaciones estratégicas, relaciones públicas y gestión de marcas. Su directora y fundadora, Nubielena Medina, nos cuenta su experiencia

¿Por qué escogieron Doral para abrir su negocio en aquel momento?

La mayoría de los clientes de NMG Consulting son empresas multinacionales y como la ciudad de Doral está situada a pocos minutos del Aeropuerto Internacional de Miami, nos pareció muy práctico y conveniente tener nuestra sede en Doral para facilitar nuestros contactos y reuniones de trabajo con nuestros clientes del extranjero. Además, Doral ofrece todo tipo de infraestructura y comunicaciones que les permite a las empresas locales atraer negocios de todas partes del mundo. Esa característica única de la ciudad de Doral tiene un impacto importante en la comunidad.

¿Qué recuerda de Doral de esa época?

La ciudad no ofrecía las oportunidades de negocio que existen en la actualidad. La oferta de alojamiento y de eventos culturales era muy limitada. No existía la cantidad y variedad de restaurantes de hoy en día. El cambio positivo y el desarrollo de esas características de la ciudad de Doral, ha permitido un crecimiento de mas de 100 por ciento en varias industrias y corporaciones en los últimos años.

¿Qué ha cambiado desde entonces?

La ciudad de Doral ha recibido menciones importantes y varios nombramientos por parte de entidades y medios destacados del país. La ciudad se ha internacionalizado y participa en el programas de intercambio con otras ciudades del mundo. Por esas razones, la ciudad de Doral está considerada como uno de los mejores lugares para vivir y para establecer nuevos negocios.

Lo mejor de la clientela doralina

La mayoría de nuestros clientes están fuera de Doral. Sin embargo, tenemos el placer de organizar actividades y trabajar con los negocios y residentes de Doral. Son personas cálidas, con buen humor y abiertas a explorar diferentes cosas.

¿Qué podría mejorar para que funcionen mejor los negocios en Doral?

Aunque nuestros clientes son mayormente internacionales, nacionales y de otras partes del condado, si tenemos actualmente un par de clientes en Doral. Afortunadamente, nuestros clientes al igual que nuestra empresa, siempre han contado con el apoyo de la ciudad. Por esta razón, no podemos hablar de mejorías para los negocios.

Cuéntenos una anécdota

Uno de los recuerdos mas bonitos, es haber participado en los desfiles que organizaba la ciudad para el 4 de julio. Nosotros hacíamos parte del desfile en nuestro auto convertible tirándole caramelos a los niños y saludando a nuestros vecinos, amigos y colegas. Era un evento muy ameno y que realmente unía a la ciudad de Doral.

Otro de los pioneros de Doral es El Arepazo Original, que además de restaurant se ha convertido en un centro de reunión para los aficionados al dominó. Así lo recuerda su dueño, Luis Shilling:

¿Por qué escogieron Doral para abrir su negocio en aquel momento?

Nos mudamos al Doral a vivir permanentemente en el 2004, pero antes habíamos estado viniendo y saliendo con frecuencia desde el 2002; fue en ese año cuando adquirimos una propiedad en Doral y desde ahí comenzó nuestro amor por esta gran ciudad. Para ese entonces la zona tenía muchas cosas que nos agradaban porque era una ciudad que recién comenzaba a desarrollarse también había una colonia de venezolanos y de otros latinos con los cuales nos sentimos identificados.

Luego adquirimos este negocio que no estaba en una buena situación económica y comercial. Lo compramos directamente del dueño y desarrollador del mismo y hemos estado administrándolo desde entonces. Comenzamos a realizarles muchos cambios y adaptarlo aún más al mercado venezolano lo cual nos caracterizó como el lugar preferido de los venezolanos en el sur de la Florida. Desde entonces hemos sido el eje central de cualquier tipo de reuniones, aquí hemos sufrido y compartido casi todos los aconteceres de la historia de Venezuela, así como los juegos de fútbol de nuestra selección y también los juegos de beisbol de nuestro país.

¿Qué recuerda de Doral de esa época?

Recuerdo que era una ciudad que apenas estaba empezando y para ese entonces todavía no tenía muchas calles por donde transitar cómodamente. La parte buena es que era una ciudad muy práctica y tranquila, ya que no había muchos desarrollos comerciales ni residenciales.

¿Qué ha cambiado desde entonces?

Los cambios han sido drásticos desde antes de que fuera ciudad hasta ahora. La parte buena es que empezaba a haber un desarrollo comercial y residencial importante en todos los sentidos, así como muchos lugares nuevos para comer, compartir y disfrutar que antes no existían. La parte a mejorar sería la vialidad ya que realmente en las horas pico, la ciudad se convierte en un caos automovilístico.

Lo mejor de la clientela doralina

Lo mejor de la clientela es que la mayoría de ellos ya son clientes muy conocidos por los años que tienen viviendo en la ciudad y son clientes asiduos de El Arepazo Original. Además de ser recurrentes, comparten con otras personas el juego de dominó semanalmente y se ha creado un ambiente de fraternidad y compañerismo entre las personas que asisten al negocio.

¿Qué podría mejorar para que funcionen mejor los negocios en Doral?

Opino que debería de agilizarse la permisología por parte de la ciudad que siempre ha sido un punto importante para todos los negocios en general. Al igual que mencioné anteriormente, el punto del tráfico; es sumamente importante que mejore la vialidad para que funcione con mayor eficacia la ciudad y los negocios. Además el olor de la basura que sigue siendo desagradable es algo que se podría cambiar porque nos afecta como ciudad no solo a nivel de negocio sino también residencial.

Cuéntenos una anécdota

Una anécdota que siempre recordaré es cuando apenas compramos el negocio en el 2004, nos cerraron la calle 58 para remodelarla y hacerla completamente nueva, que es la que hoy en día existe tan bonita y arborizada como la pueden apreciar, fue una época muy dura en la que tuvimos que hacer “magia” para poder sobrevivir esos 6 meses o más que se necesitaron para terminar la calle.

También antes de que Doral se convirtiera en Ciudad, el Dr. Gerardo Beauchamp decidió abrir en este vecindario su oficina dental. Así nos cuenta su historia:

Por qué escogieron a Doral para abrir su negocio en aquel momento?
Tras el nacimiento de nuestro primer hijo en 1993, vimos la necesidad de mudarnos de nuestro apartamento en Miami Beach y comprar una casa en Doral. Mi plan de abrir una oficina dental propia en el área de Doral ya estaba caminando. Pero no fue sino hasta el verano del 1997 que la inauguramos en Doral Center, el centro comercial al lado de Univisión, en la calle 41. Recuerdo que fui el segundo dentista en montar oficina en la calle 41.

¿Qué recuerda de Doral de esa época?

En el 1993, Doral era una comunidad nueva. Había mucha construcción de casas nuevas. Algunas de las comunidades de Doral Park aún no se comenzaban a construir. Muchas familias jóvenes llegaban día a día. No existían viviendas al oeste de la 107 Avenida. De hecho, la calle 41aún no había sido extendida para conectar hasta el Turnpike. Recuerdo que no había nada al oeste de Costa del Sol. Solo la 107 avenida nos conectaba con el Miami International Mall. El Publix de la calle 41 era el único supermercado del área.

¿Qué ha cambiado desde entonces?

El crecimiento poblacional explotó a partir del año 2000. Se comenzó a ver nuevas comunidades hacia el oeste primero. Luego creció hacia el norte y se construyó Doral Isles poco a poco. No éramos “Ciudad de Doral” todavía; solo éramos “Unincorporated Dade County”. Recuerdo las primeras elecciones, cuando Juan Carlos Bermúdez salió electo alcalde. Verdaderamente, mejoró mucho la infraestructura de la ciudad. Se formaron escuelas, parques, centros comerciales, iglesias. Recuerdo cuando Doral fue nombrada “Mejor Ciudad Nueva Para Vivir de los Estados Unidos” y verdaderamente que lo era… ¡y lo sigue siendo!

Lo mejor de la clientela doralina

Lo más que me gusta de la gente de Doral es su diversidad. Todas las naciones latinoamericanas están representadas. Hay anglos, europeos, asiáticos. Hay restaurantes de todo tipos de comidas. La gente es educada y cortés. Exigen servicios profesionales de alta calidad y no escatiman en pagar trabajos bien efectuados.

¿Qué podría mejorar para que funcionen mejor los negocios en Doral?

La verdad es que no tengo ninguna queja, al contrario. Creo que la Ciudad de Doral ha hecho un trabajo excepcional en el manejo de los negocios. Cada profesional tiene una licencia ocupacional que tiene que renovar anualmente. Agentes del gobierno vienen a revisar que los estándares de excelencia sean cumplidos y, por lo general, son razonables en sus requisitos. Esto nos beneficia a todos en la comunidad.

Cuéntenos una anécdota.

Recuerdo que cuando venía el torneo anual de Golf a Doral (el “Doral Ryder Open”, como se le llamaba en aquel entonces), la semana antes del torneo, celebraban un concierto de música clásica gratuito. Se llamaba “Concert on the Green”. Y todos acudíamos con nuestras sábanas y neveritas al hoyo 18 del Blue Monster y tendíamos nuestras sábanas sobre el césped frente al los músicos. Los niños jugaban mientras los adultos nos tomábamos un vinito. Al atardecer comenzaba el concierto y todos, acurrucados en nuestras zonas, escuchábamos la música. Era en primavera y el tiempo estaba fabuloso para ese tipo de evento. Nunca lo olvidaré. La noche cerraba con broche de oro con unos fabulosos fuegos artificiales que explotaban tan cerca que se sentían en el pecho.

Otro que ha visto crecer a Doral desde sus inicios, es Pepito’s Plaza, que comenzó como un carrito de perros calientes y hoy es un lugar donde se puede ir y sentarse a comer. Luis Martínez, socio fundador, nos cuenta:

¿Por qué escogieron Doral para abrir su negocio en aquel momento?

Mi socio (Rodolfo “Pocho” Serra) y yo vivíamos aquí, además yo trabajaba en la estación de servicio donde comenzó el negocio con un carrito ambulante. En esa época no había nada, pero nada que hacer ni donde ir a comer en la noche. Entonces veía que mucha gente entraba a la estación de servicio a comer esos hot dogs de maquinita que daban vuelta. Entonces se nos ocurrió la idea de mandar a hacer un carrito como los que se veían en las calles de Caracas para hacer unos más sabrosos, con toda la cantidad de cosas que le ponen allá. Al principio solo abríamos en la noche y teníamos mucha gente que venía tarde.

¿Qué recuerda de Doral de esa época?

No había nada que hacer si uno quería salir a comer o divertirse un rato. Ni siquiera un cine. La 107 tenía solo un carril hacia el norte y otro hacia el sur. De hecho, los clientes nuestros cuando iban a comer, aunque no teníamos ni sillas, se quedaban un rato largo así fuera sentados en los carros con las puertas abiertas para distraerse un rato. Hasta se quedaban viendo televisión allí.

¿Qué podría mejorar para que funcionen mejor los negocios en Doral?

Mas apoyo de la ciudad. Es importante que entiendan a los negocios y los ayuden a mantenerse en pie, porque aparte de dar alternativas a los vecinos para que no tengan que irse a Brickell o a la playa, generan empleo e impuestos a la ciudad. Desde agilizar la permisología hasta escuchar y buscar alternativas a las propuestas o iniciativas que tiene los negocios para atraer más clientes.

Lo mejor de la clientela doralina

Que es muy variada. Aunque a veces pensamos que todos somos latinos, aquí viene gente de todas partes: chinos, americanos, europeos. Además atendemos desde niños hasta personas mayores y atendemos desde el obrero que viene temprano en su camión antes de ir a trabajar, hasta los que vienen tarde en un Bentley después de una fiesta.

Cuéntenos una anécdota
Un día nos llamaron para decirnos que querían grabar un en Pepito’s programa de televisión muy conocido. Se trataba de “Parts Unknown” del chef Anthony Burdain que transmiten en CNN y otros canales internacionales. Creíamos que nos estaban haciendo una broma, pero era verdad. Habían leído de nosotros en un periódico y mandaron a alguien a probar. Así que nos visitó Burdain acompañado de la chef Michelle Bernstein. Durante meses estuvimos recibiendo a los seguidores de Burdain que venían a probar la hamburguesa Doralzuela que él se había comido y también comenzaron a venir medios anglos a conocer el lugar.

March 29, 2018
Twitter
CONTÁCTENOS

9600 NW 25 St. Suite 5B
Doral, Fl 33172
Tel: 786.615.5887 786.655.0183
Fax: 786.655.0183
email: info@doraltimes.com
www.doraltimes.com

Translate »