CARLOS OPINA, OPINION, POLITICA

CARLOS OPINA

¡Saludos Consecuentes! La edición que tenía que circular en Septiembre 12, es la que ahora tienen en sus manos como secuela de los estragos a los que nos sometió Irma. En el edificio donde se encuentran nuestras oficinas, no regresó la electricidad sino hasta el pasado viernes 15 de Septiembre, y por razones obvias decidimos circular el día de hoy siguiendo nuestro calendario original. Muy interesante y por demás el disímil comportamiento de los seres humanos ante la presencia de los inevitables fenómenos de la naturaleza. Mi experiencia personal durante estos últimos 23 años viviendo en el sur de la Florida, experimentando desde tormentas sin nombres, pasando por la vivencia de un tornado, lluvias de granizo y tormentas tropicales, hasta pérdida de vehículo por inundación, huracanes, etc, etc, me ha demostrado que con estos meteoros, mejor me quedo en mi casa, con todo y pérdida de vehículo. Pero claro, ese soy yo. Mucha gente ha llegado a este recodo de la unión en estos últimos años y específicamente a Doral, personas y familias que en su vida habían experimentado el fenómeno de un huracán. Sin duda alguna no es criticable, bajo ninguna circunstancia, que muchos hayan salido despavoridos de Miami huyendo de la monstruosa Irma, aunque a algunos los persiguiera en su trayecto hacia el norte del estado y más allá. La actitud de muchos es enfrentarlos en sus hogares o en refugios, la de otros, hacer caso omiso a las advertencias de las autoridades de evacuar las zonas predestinadas al paso del huracán y como consecuencia de ello, más allá de perder sus pertenencias y hasta sus casas, pierden la vida. Otros tanto, como señalé arriba, salen huyendo, pero hay seres humanos que se aprovechan en estas circunstancias aunque parezca mentira, de allí entre los anteriores aspectos lo disímil mis queridos Consecuentes. Es así como una buena amiga, quien me pidió no mencionar su nombre, me permite plasmar algunas de sus reflexiones que escribió como primeriza en estas lídes huracanísticas. “Primera reflexión por culpa de Irma: Todo lo material es importante pero siempre va a depender del mercado, del país, del gobierno, de la fuerza de la naturaleza, así que hay que tener cosas materiales sin perder la noción de que cualquier cosa influye en la tenencia más que el deseo de tenerlas, muchas veces perdemos el norte de la felicidad empeñándonos en llenar espacios con objetos y no con calidad de vida, puedes vivir en la misma casa sin tener tanto dinero enterrado en ella, no gastar tanto en un carro de lujo que no necesitas y vacilarte muchas vacaciones…. No hay que tener apegos… Total ni el mercado, ni los gobernantes, ni la naturaleza tienen sentimientos… Segunda reflexión: Los bajos instintos aparecen en los peores momentos, el que se va como el que se queda ante una situación como Irma espera correr con la mejor de las suertes, el que se queda desea que el huracán se desvíe y persiga al que se fue. Tercera Reflexión: De las crisis nacen millonarios, los comerciantes, algunos, se aprovechan de la angustia de las personas, los handyman se convierten en Brat Pitt, codiciados por todas y todos para poner shutters y desarmar mesas y toldos. Cobran literalmente sumas dignas de un actor de Hollywood. Cuarta Reflexión: Cuando llega el huracán, se deleita asustando con el ruido, con la falta de electricidad, de agua, de coraje…. La incertidumbre de cuál realmente es la maldad de Irma, se caen los árboles, los postes, se mete el agua de la bahía, inunda todo (calles y casas)…. En unas horas todo esto habrá pasado, se fue Irma con su borrachera caprichosa, a joder a otro lado, no antes sin dejarnos saber que después de la tormenta viene la calma”. Sin duda alguna, amigos lectores, los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes eran para muchos realmente aterradores, por lo que fue comprensible la huida de muchos. Mientras tanto en nuestra ciudad, tanto autoridades como todo un equipo de trabajo, se prepararon y nos prepararon con antelación para el desastroso evento tipo escenario apocalíptico, de manera que estuviésemos listos antes, durante y después del paso de Irma. El trabajo mancomunado de todo ese equipo que se atrincheró en las instalaciones de la policía de Doral, desde el viernes 8 de Septiembre hasta el martes 12 del mismo mes, fue en verdad titánico, organizado y magistral. Prácticamente se “acuartelaron” Alcalde, concejales, jefes de departamento de la ciudad, policía y hasta la empresa contratada para recoger lo que los vientos de Irma derribaran. Y así fue, yo salí a las 7 de mañana del 11 de Septiembre para verificar los estragos en la ciudad y la verdad que tanto avenidas como calles, en su mayoría, semejaban “trochas”; árboles, ramas, troncos, señales de tránsito, alguno que otro poste, etc, dibujaban solo un sendero para poder transitar. A las 4 de la tarde de ese mismo día, casi el 100% de las calles estaban transitables. Admirable! De hecho, al entrevistar al Alcalde me enteré que en las reuniones de trabajo de los días 11, 12 y 13, asistieron funcionarios de otras ciudades para saber cómo había hecho Doral para lograr limpiar las calles en tiempo record. Al César lo que es del César, si usted vive en Doral y está leyendo estas líneas, siéntase orgulloso de ser doralino. Esta es mi opinión.

September 26, 2017
Twitter
CONTÁCTENOS

9600 NW 25 St. Suite 5B
Doral, Fl 33172
Tel: 786.615.5887 786.655.0183
Fax: 786.655.0183
email: info@doraltimes.com
www.doraltimes.com

Translate »